viernes, 5 de diciembre de 2008

"Retazos de la infancia"

Cuando eres muy chiquito
que bonitas son las cosas.
Ves todo de color de rosas,
todo parece bonito.
En un castillo dorado,
tenía mi fantasía.
Lleno todo de alegría,
lleno de sueños alados.
------
Por un camino de flores
de colores muy diversos,
llegabas al universo
del mundo de los amores.
Era mi gran consejero,
un ave muy silenciosa.
Miraba todas las cosas,
con ojos de buen cubero.
------
Con su porte milenario
y de verde su vestido,
tiene un gesto muy sentido,
el pino muy solitario.
Es un paisaje perdido
donde la verdad florece,
que todo lo reverdece,
hasta el campo del olvido.
------
Higuera muy silenciosa,
con traje de mil lunares.
Eres reina de lugares,
de gente muy primorosa.
En tu sombra reposaba
con mis angustias vitales.
Evitándome los males,
los que la vida me daba.
------
Tiempos que ya no volverán.
Añorados, tan queridos.
Muy fuertemente sentidos
y que no se repetirán.
Como fruto muy maduro
mi corazón se ha quedado,
ya no lo riega el pasado,
es turno para el futuro.

1 comentario:

Índigo dijo...

El presente riega belleza cuando sabemos verla. Saludos.