jueves, 27 de agosto de 2009

"El raro"




"El raro"

La situación era realmente singular, en el lugar donde vivía lo consideraban una persona rara, extraña y diferente a los demás. Todo lo que hacía, cualquier cosa por muy trivial que fuera, era observada y escrutada por los demás de una manera exhaustiva, pues creían que atentaba contra su forma de vida y podía acarrearles un gran mal social.
Llegado un punto, sonaron campanas de arrebato de los de siempre; de los salvas patrias, arribistas y medradores. Pues cuando creen que sus intereses corren peligro, se movilizan y se apoyan en los demás para defender sus queridas pertenencias sin ningún tipo de moralidad social; arguyendo que hay que tratar de solucionar el gran problema que tienen en su ámbito cotidiano;diciéndoles a los demás que puede ser una epidemia peligrosa, que puede expandirse rápidamente y poner en peligro a sus familias.
No podían entender, no les cabían en sus mentes obtusas, que una persona con una brillante profesión y que podía ganar mucho dinero, pudiera entregarse de lleno a tratar de ayudar a los más necesitados, a los olvidados de Dios. No podían entender, que hubiera gente así; que les removiera de esa manera la conciencia. Creían que no podía estar cuerdo pues se rebelaba y luchaba contra la injusticia, y ellos no podían tolerar que un advenedizo les hiciera quedar como insolidarios, ante los ojos de su gente. Que les restregara de esa manera la solidaridad con los más desfavorecidos.

13 comentarios:

CAS dijo...

Un raro, un privilegiado, un exquisito, un genio, un ser especialísimo...Una persona de colección, dónde puedo saber más de él??????

Un abrazo.

Alfredo dijo...

Los arribistas mediocres nunca soportan a los que se intentan salir de ese camino de mediocridad y quieren convertir su vida en una suma de experiencias enriquecedoras para ellos y, en este caso, también para los demás.

Saludos!!

Any dijo...

De vez en cuando aparece alguien asi, aunque estos personajes no son demasiado frecuentes.
En general la gente mas solidaria es la que menos tiene, capaz de partir el único pan que tienen y darte la mitad.
abrazo

Balamgo dijo...

Hola;Cas,Alfredo y Any:
Sinceramente me alegra que "El raro" ante vuestros ojos,no lo sea tanto y le deís el valor que tiene.Gracias por ello.
Un saludo afectuoso para los tres.
Un abrazo.

Nancy dijo...

Hay muchos raros que pasan inadvertidos hasta para aquellos que reciben lo que ellos ofrecen a cambio de nada.
La buena noticia es que no son una especie en extinción.
Apapachos

rosa_desastre dijo...

Ser de esa especie y que te señalen con el dedo, que gran privilegio.
Solo hay que saber mirar.
Un saludo

Neogeminis dijo...

Comparto lo que dice Any, generalmente los más solidarios NO son los que más tienen. Suelen ser personas modestas que ponen la mayor parte de sus energías en la solidaridad y no en su propio beneficio, por lo que no tienen como interés su propio beneficio económico. Tampoco creo que esos millonarios filántropos de los que uno lee por ahí, se dediquen en forma directa a la acción solidaria. Si deciden ayudar lo hacen como donaciones que deducen de sus impuestos. Por lo menos ese es el prejuicio que tengo! jejeje...como ves, quizás soy uno de los que lo miran con recelo! jejejee


un abrazo.

ADELFA MARTIN dijo...

Interesantìsimo escrito.Yo pienso que el ser humano, es eso, humano, e independientemente de su posiciòn social, los hay generosos y los hay tacaños e indiferentes.Solo que la ayuda de los de abajo nos llega de inmediato, la vemos, la palpamos, la sentimos real...la de los de arriba, llega a traves de fundaciones, de asociaciones, y no nos parece que llegue a tocarnos...
Bueno, eso pienso yo...tal vez este equivocada...
Hay ayudas ue llegan totalmente anònimas y otras aunque pequeñas, se ventilan en programas de television...es cuestion de humanos..o no?

Un abrazo

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola, Balamgo.
Hiciste un acertado retrato de ese tipo de personas que son los imprescindibles. Que sean considerados raras especies humanas, no quiere decir que no sean multitud. Al menos eso quiero pensar, yo conozco algunos.
Un abrazo.

Tèsalo dijo...

Un tema para una convocatoria literaria: "todos, locos"
¿Què provoca màs sufrimiento o màs fascinaciòn, segùn se mira...? ¿quien està muy por encima de un perfil emocional o muy debajo?
¿Hay en tu vida alguien que te arrastra o te atormenta? La demencia, ¿es una enfermedad o es tan solo un juicio de valor?

tag dijo...

Pues ojalá hubieran muchos raros en el mundo.
Todo funcionaría mejor.
Y lo triste es que el pobre hombre que trata de hacer el bien y ser solidario, en vez de ser aplaudido e imitado, al contrario, es criticado y censurado.

Te sigo leyendo, que hace tiempo que no podía y me encanta tu blog.
Besitos

Tèsalo dijo...

Inconsciente son tambièn las difetencias de velocidad mental, resulta entonces epidèrmico el lenguaje.

Esta semana, cuelgo mi propuesta por segunda ver. La he titulado: "Pedagoga, una puntada..."
Mi convocatoria literaria se denomina "¡Este jueves, un relato!"

Balamgo, vente con conmigo y con nosotros y cuelga en tu espacio alguna cosa.
Yo, te espero.
El plazo de presentaciòn, es hasta el viernes. Se admiten, no obstante, rezagados.

Tèsalo,

http://odisea27.blogspot.com

Índigo dijo...

El raro era un ser especial y al común de los mortales no le gusta que otro sea especial. El rato lo era, o lo es, y ¡qué bien que así fuera, sea!