lunes, 31 de mayo de 2010

"La mar"



" La mar "

Sedienta estaba la mar,
con sus olas tan inmensas
y sus ganas tan intensas,
de recuperar la pleamar.
La tempestad no rugía,
los vientos ya se pararon.
Las ilusiones volaron,
cesaba la gran porfía.
Muchos cantos de sirena,
a sus oídos llegaron.
En reliquias se tornaron,
al llegar la paz serena.
El icono idolatrado,
con realidad es bajado.
Ya nunca será adorado,
el tiempo lo ha denostado.
De sus aguas impetuosas,
antes de color muy claro.
Se guarda como el avaro,
el porqué de tantas cosas.
Nadie lo puede predecir,
lo que la vida depara.
Es la vida como vara,
quien se atreve a medir.
Se enfadó con el destino,
por sentirse como un juego.
Reconociéndolo luego,
que todos tienen su sino.
Y no puede saber la mar,
que le espera en su destino.
Si fomenta con su sino,
las causas de su hondo pesar.

10 comentarios:

Elchiado dijo...

¿Dulce?... serán quizá... dulces ironías, pero nada serio (creo yo) El mar siempre causa un efecto muy poderoso sobre quienes lo llevamos corriendo por las venas: algunas veces sana, otras nos empapa de melancolías, en ocasiones le confiamos secretos... pero siempre, siempre está dispuesto a escuchar nuestras vidas, y eso ya es mucho.
Un abrazo con salitre mediterráneo

Elly dijo...

Esa encaprichada masa de agua que tanto biene como va, arrastrando sueños, ilusiones y percepciones. Fruto de la locura de muchos hombres y sueños inalcanzables de poder ser domada.
Se merecía el poema.

Un saludo.

CAS dijo...

....me encantó: se guarda como el avaro, el por qué de tantas cosas.
El mar y sus misterios.
Buenas noches, amigo, siempre grato visitarte.

Taty Cascada dijo...

Mi faja de tierra es bañada en sus pechos por el mar, ¡cómo no amarlo! si destella reflejos de luna en sus aguas, si nos regala gaviotas de plata y algas de colores.
Bello escrito, mis felicitaciones.

Sa Lluna llèpola. dijo...

Me quedé con la idea que enmarca este lugar... "nada es cierto".. cuanta verdad!!!! Depende de los ojos que miren... e ahí la magia de las cosas!
Me guardo este rinconcito para visitarlo de vez en cuando!
adelante.

Neogeminis dijo...

La belleza y el inacabable encanto del mar!!...qué bien te ha inspirado!


un abrazo con aroma a sal de mar!

Sa Lluna llèpola. dijo...

Gracias por dejar un comentario aunque no entiendas el idioma.. voy alternando.
Se agradece!!!!

¿Y qué dicir del mar?... creo que las personas que estamos rodeadas de agua, al final forma parte de nosotros... las islas tienen esa ventaja, que el mar es parte de tu día a día.

ADELFA MARTIN dijo...

El mar..la mar...inspirador y hermoso, ìntimo, cercano, aterrador.
Hermosos versos

abrazosci

Migue dijo...

Me encanta el mar....sus vaivenes son como la vida, es dificil igualmente superar ciertas tempestades..esperemos siempre poder salir a flote, muy profundo tu poema, como el mar!
Saludos
Migue

Mateo Bellido Rojas dijo...

Saludos, Balamgo. Ese mar que te inspira, por un tiempo me inspiró también a mí. Y lo recuerdo con nostalgia. Vivir en una isla puede agobiar a algunos, pero, saberse abrazado por el mar, consuela mucho.Siempre lo tenemos cerca para contarles nuestras cuitas.
Un abrazo