viernes, 6 de agosto de 2010

En memoria de Hiroshima y Nagasaki.


¡Qué nunca más ningún pueblo tenga que pasar por tal horror!


Por tal barbarie

resonaron las consciencias

en el silencio.



9 comentarios:

ADELFA MARTIN dijo...

¡¡que asi sea!!

confìo yo poco en algunos de los actuales gobiernos del planeta...

abrazos

Mateo dijo...

Y aún resuenan...Pero la capacidad de olvido es tan poderosa que temo vuelva a ocurrir algún día...Como Adelfa , yo tampoco confío.
Un abrazo

El Éxodo dijo...

"Nunca me arrepentiré por la bomba de Hiroshima" (Theodore van Kirk, último sobreviviente de los que, a bordo del Enola Gay, lanzaron la bomba atómica sobre la ciudad japonesa). Y es que los monstruos, ciegos a la razón y a cualquier tipo de sentimiento humano, jamás se arrepienten de sus atrocidades.

sonoio dijo...

primero
gracias por tus visitas
segundo
llegamos al fin de la humanidad tal cual la conocemos
así quq que

a bailar balamgo
a bailar

Neogeminis dijo...

Recordar el horror para que no se repita...en eso estamos.

Saludos.

TORO SALVAJE dijo...

Que horror.
No sé de que estamos hechos.

Saludos.

Alfredo dijo...

Siempre me sorprende la facilidad con la que el ser humano intenta destruir a otros seres humanos e incluso al propio planeta, poniendo así en riesgo la existencia de todos los seres vivos.

Abrazos!!

Migue dijo...

Y el muy canalla parece que lo volvería a hacer..según escuché por ahí. Sin duda hay gente que no pertence a la raza humana no?
Un saludo
Migue

CAS dijo...

..NUNCA MAS!!!
un abrazo