jueves, 9 de agosto de 2012

Desolación

Desolación invernal
en un mundo de tono uniforme
el ruido del viento.
Basho

16 comentarios:

Bird dijo...

Hola,el ruido del viento se vera cuando las mas de 100 . 000 hectareas de bosque calzinado , y que llevamos ya ,alcance esta desolacion y algo mas,,,,nos estamos cargando el planeta...ayyy señor.

Un abrazo.

Fibonacci dijo...

El boom inmobiliario ha hecho mucho daño en lugares que deberian ser sagrados, y han dejado como museo de lo que nunca se deberia consentir, edificaciones esqueléticas para verguenzas de pocos, y desolación para muchos...y para rematar nos destruyen parte de nuestro Garajonay...un saludo.

Pd:Los molinos de viento los tenemos en casi todos los lugares más emblemáticos...como dicen los catalanes...la pela es la pela.

MTeresa dijo...

Un haiku estremecedor
co escalofrío de invierno

Natàlia Tàrraco dijo...

En la desolación perdura el viento que nunca es mudo, circula paisajes desnudos y luego los explica a los mundos que escuchan.
Besito estival, aún.

Robert Geiss dijo...

wow !

Neogéminis dijo...

Una síntesis perfecta de lo que nos imprime la sensación de desolación.

Un abrazo

Sandra Montelpare dijo...

e x c e l e n t e.
Chapeau, balamgo!

Alma Mateos Taborda dijo...

Una imagen que lo dice todo. ¡Impecable! Un abrazo.

Ignacio Santana dijo...

Poética imagen...un tanto nostálgica y con mucho contenido, me ha dado que pensar...gracias por ello!!!

Un abrazo, amigo!!! ;)

San dijo...

Un mundo de tono uniforme, que horror ver algo así.
Un saludo,

Jan Puerta dijo...

Silencio y desolación... menudo par.
Un abrazo

Carlos Daniel Herrera Cardero dijo...

desolador este panorama! me gusta la selección del procesado, un blanco y negro denotan y dán ás drama a toda esta escena.

RECOMENZAR dijo...

Me ha encantado
Nada es cierto...


Todo esta en la mente del que lo crea
besos

censurasigloXXI dijo...

Compañero, muchas entradas me he perdido y hoy he hecho jornada intensiva...

En algunas cosas soy inconstante en otras demuestro pasión y entereza. El mañana me traerá nuevas decepciones y alguna caída más, me levantaré de nuevo más fuerte si cabe y, por supuesto, menos inocente.

Y el tono gris uniforme del invierno sustituirá al tono rojo pasión y anaranjado salvaje del verano.

UN abrazo y un aromático café.

Dámaso dijo...

Tremenda imagen, tan cotidiana y tan de actualidad te cala los huesos y ni siquiera el ruido del viento consigue aplacar esa desolación.
Saludos

casss dijo...

Los contrastes de la naturaleza que hacen juego con los de nuestras almas.

Muy bien definido ese paisaje desolado...

un fuerte abrazo.