miércoles, 21 de enero de 2009

" Adios "

¡ Qué pena tengo en el alma!
Es una pena sentida.
La pena, es por un alma sufrida,
que de sus penas, ya tiene calma.
Tu vida, no fue bonita como la rosa,
con más espinas que pétalos de colores.
Dios te compensará de tantos dolores,
dándote otra existencia más hermosa.
Te concederá el don de ser la flor más bella.
Te dará la luz, de la mas brillante estrella.
Por tu buen corazón, que nos deja la estela
imborrable de tu bondad suprema.
Por el destino tan duro,
que sólo lo soportan los que tienen
mucha entereza,
te concede el tratamiento de alteza,
en el mundo mágico que no tiene muros.
Te decimos adiós, la gente que te conocimos,
teniendo en el recuerdo a tu alma primorosa.
De ese jardín serás la rosa más hermosa,
y como lo sentimos así, te lo decimos.

No hay comentarios: