martes, 20 de enero de 2009

" Barco "

En un río imaginario
de aguas azul cobalto,
reposaba el bello barco,
con alma y estirpe de templario.
¡ Qué tranquilo estaba el barco !
Se erguía majestuoso:
sus velas sueltas al viento,
el aire, su fiel sustento,
acariciaba su rostro hermoso.
Su proa, como arado, surca caminos
en los ríos tormentosos.
Pues su corazón bondadoso,
es el talismán para los malos destinos.
Reposando en la bahía,
parece una sombra chinesca.
¡ No hay belleza que se le parezca !
¿ O es tal vez, un brote de fantasía ?
Una gaviota marinera,
en su mástil se ha posado.
Cansada de lo mucho que ha volado,
busca refugio; para su quimera.
Con silueta muy felina,
se adentra en los mares de la razón.
Pues el dragón de la sinrazón,
no puede con su mente sibilina.
¡ Qué tranquilo estaba el barco !

No hay comentarios: