miércoles, 21 de enero de 2009

" Juramento "

El hombre miró a la estrella,
tenía la mirada desafiante.
Brillaba como el diamante,
pero inundada de tristeza bella.
Ribetes de amargura,
tenían sus pensamientos osados.
Atados sus caballos alados,
no trotaban la llanura.
Encerrado en su castillo,
almenado de azucenas.
Clavaba, una a una, sus penas,
con un imaginario martillo.
Igual a ramo florido,
de vara de almendro en flor.
Ensartaba cada dolor,
como reliquia de lo vivido.
Al viento lanzó un juramento,
con proclama firme y dura.
Destierro toda amargura
y los tristes pensamientos.
¡ Qué vengan los nuevos tiempos,
olorosos y perfumados !
¡ Qué lleguen los sueños anhelados,
que ya no soplan los vientos !

No hay comentarios: