jueves, 22 de enero de 2009

" Una nana "

Oír una nana de dulzura,
quiere mi corazón.
Que sea como un eslabón
y encadene mi ternura.
Con palabras de Neruda,
palabras; sólo de amor.
De olor igual a la flor
y sensibilidad, de Cernuda.
Con música de Turina,
de sones muy melodiosos.
Y acordes grandiosos,
igual a piruetas de bailarina.
¡ Qué duerma a los sentidos,
dándoles sueños de mil colores !
Para que no haya dolores,
y los malos recuerdos, caigan vencidos.
Lo sé, es mucho pedir.
Desear, lo que no se puede.
Pero por ver si sucede,
se ilusiona hasta el sentir.

No hay comentarios: