jueves, 2 de abril de 2009

"Hipótesis Fantásticas" - "SÁBADO LITERARIO"

"Don Nicanor"

Desconocía el interés morboso que le producía leer las esquelas del periódico, no sabía de dónde procedía tal manía y porqué lo hacía; pero diariamente las leía detenidamente una a una.

Como hacía cada día, empezó el ritual abriendo la página de necrológicas. Segundos después, revisaba de arriba abajo todas las que había, deteniéndose en seco en una de ellas. Nuevamente la volvió a leer, para comprobar si se había equivocado por hacerlo tan deprisa. Comprobó que todo lo que había leído anteriormente era casi correcto, sólo la fecha no coincidía.

La esquela que había leído y revisado hacía unos segundos, era un recordatorio de una persona que había muerto cincuenta años atrás. Se quedó perplejo, no daba crédito a lo que estaba leyendo; leía la noticia de su propia muerte. No lo entendía y no lo asimilaba bien, sería una broma macabra de alquien que lo conocía demasiado bien.

Cuando salió del baile, ya bien entrada la noche, oyó que alguien se lamentaba y pedía socorro. Se acercó, comprobando que era una pareja que a primera vista, parecía que discutían acaloradamente. Al aproximarse un poco más, observó que el varón tenía fuertemente atenazada a la mujer con una mano, y en la otra una navaja con la intención de rebanarle el cuello. No lo pensó dos veces y se lanzó en tromba contra el agresor. Sólo sintió un ligero pinchazo en el pecho, al cual no le dio la mayor trascendencia. Lo prioritario era que la mujer con su ayuda se había liberado de su opresor, y caminaba nuevamente en busca de la recobrada libertad.

Se sintió desfallecer y se desplomó, en el suelo envuelto en el manto de su propia sangre, oyó lejanamente la voz de la mujer que le decía: " No te mereces este final. Gracias a tu ayuda, sigo viva. Te deseo y mereces vivir otra vida".

20 comentarios:

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Qué bien, qué bien, ahora después lo leo,
Gracias por participar,
Juanma

Ardilla Roja dijo...

Que miedo, leer tu propia esquela.

Algo parecido le pasó a un jefe mío. Recibimos una tarjeta de pésame en la empresa, de un compañero suyo de universidad. El hombre se ve que había leido la esquela en la que todo coincidía. Fulano de Tal, fallecio a la edad de tantos años y su desconsolada viuda (Celia se llamaba) ruega una oración por su alma.

En resumen, mi jefe me hizo buscar el número para llamarlo y casi mata del susto al amigo jajajaab
¿Desde donde crees que llamo? desde el mas allá! ¿Qué es eso de que me he muerto y nadie me ha dicho nada? jajajajaa Ay que risa.

Buen fin de semana Balamgo

Any dijo...

Si que feíto leer la propia necrológica! A mi no me pasaría porque jamás de los jamases me detengo en esa página.
Me gustan estos textos misteriosos, brrrrr!
un abrazo

Mad el Mago dijo...

Preciosa ejecución (en el sentido literario que no literal) de ponernos en la piel del vivo-difunto.
Acto de justicia que pedía la dama salvada y concedido por el más allá, recuerdo breve pero importante de esa lacra que acucia a nuestra sociedad como es la violencia de genero -desgraciadamente nada ficticia- y el regusto extraño de leer un...¿que pasaría si tenemos una II oportunidad?. Creo que la religión católica es lo que predica, sé bueno y vivirás una segunda vida mejor.
Muy interesante y muy bien escrito.
Felicidades!!

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Un relato bien escrito y una idea buena que se parece mucho, o algo a la que iba a escribir. Ahora no sé cual poner (tenía varias hipótesis)

A mí personalmente me encantan las esquelas. Es mi lado gótico...xD

Carmina dijo...

uys no quiero ni pensar en leer mi propia esquela, pero una idea muy buena, muy bien estructurada y muy bien narrada

Celia dijo...

Pues yo creo que leeremos nuestra esquela, porque seguimos vivos, de algún modo. Bueno, la podremos leer, pero tal vez le demos más importancia a otras vivencias que nos están esperando.
Un relato entretenido.
Un abrazo

RitiWoman dijo...

Jopetas!!!!
da yuyú
jajaj es broma, yo soy muy "vampirica"

me gusta la idea de una segunda oportunidad, sobre todo si es justa

Carmen Andújar dijo...

Un poco triste; pero me ha gustado leerlo. No me puedo imaginar leer mi própia esquela.
Un abrazo

CASANDRA dijo...

siempre me gusta leerte los sábados (luego la semana corre y no me da tiempo de pasar) hoy nuevamente me gustó leer este cuento como en espiral...Me equivoco quizá (estos de las interpretaciones es tan subjetivo!!!) pero veo el lado optimista de la compensación a su valioso gesto. CARIÑOS!!!

tag dijo...

Hubo un tiempo en el que yo tambien leia siempre las esquelas del periodico.
Era un ritual, y un compañero del trabajo me decia con guasa ¿que, viendo los que han dejado de fumar?

En tu historia muere defendiendo a una mujer, y eso es admirable.No porque sea una mujer la defendida sino por la generosidad que conlleva la hazaña.

Besos

El Desván de la Memoria dijo...

Un abrazo,
Ramón

Pantera dijo...

Algo así vi en alguna película que no soy capaz de recordar.. buena idea algo morbosilla pero buena ante todo. Hay muchas personas que tienen costumbre de leer las esquelas como primera página del periodico, supongo que será porque todos tememos encontrarnos con la nuestra y ¡lo comprobamos! Ridículo pero no atino otra explicación.
Un beso de fantasma, jeje

Paco dijo...

Un relato estremecedor pero con un final que invita a la fantasía.

Dar una vida y recibir otra a cambio, interesante de verdad.

Un abrazo

XoseAntón dijo...

Hay dos cosas que no me gustan de las esquelas, aparte claro de lo que anuncian. Primera, en el periódico de la Voz de Galicia, vienen justamente detrás de la sección de cultura -¡que mala leche!, y la segunda que haya que esperar a que se muera alguien para publicarlas. Conste que tuvimos la intención hacerle un regalo de bodas a un amigo, publicando su esquela, pero no pudo ser. En fin, de la que se libró.

Saludos

Mercedes dijo...

Qué bueno... Mejor no me concedan otra oportunidad porque me parece que no me iba a conocer ni yo misma.
Muy bueno.

ARMIDA MARTIN dijo...

.....Elegiste un tema maravilloso, como para que lo desarrollaras un poco màs, que no se quede solo en lo de hoy...me encantò


agradable encuentro con un canario...por allà tengo mis orìgenes, un placer grnade...

saludos

Nyma dijo...

Muy bueno!!
En este caso solo se puede decir "Una muerte anunciada".
Aunque no ejecutada.

Besos.

Nyma.

mar dijo...

Yo creo que si lees tu propia esquela es porque sigues vivo aunque la primera impresión, no se, quizá tuviese que mirarme al espejo para comprobarlo, espero no tener que hacerlo nunca por si las moscas.
Un saludo de Mar

sylvia Felst dijo...

Felicidades!