viernes, 15 de mayo de 2009

SÁBADO DE MERCEDES" "La ventana del pasado"

BLOGBUS: CASANDRA

"La ventana del pasado"

Desde que había visto el apartamento y posteriormente comprado, Herr Müller, ya tenía en mente cual iba a ser su sitio preferido. La ventana que daba a La Avenida de las Jacarandas, gozaba de una vista privilegiada y la claridad entraba a raudales por ella. Disfrutaba de la zona contemplando los árboles de floración azul y siempre degustando un buen libro; pues leer era uno de sus hábitos más queridos. Al mismo tiempo, le daba la posibilidad de cuando levantaba la cabeza para descansar un rato, podía observar y curiosear lo que sucedía fuera.

Por motivos personales, tuvo que salir de Alemania siendo muy joven y vivió casi toda su vida en Argentina. Años atrás, un compañero de bufete, le había comentado de un sitio ideal para vivir cuando se retirase de su vida laboral, pues su familia procedía de allí y lo conocía muy bien. Herr Müller, siempre tuvo presente la recomendación y, en cuanto pudo tener la posibilidad se fue a vivir al lugar recomendado por su compañero. Desde que llegó y lo vio, tuvo el convencimiento de que era el sitio ideal para sus últimos años de vida.

Le ocurría últimamente que entre el sopor de la comida y el calorcillo que entraba por la ventana, le producía una modorra algo majadera y se dejaba dormir. Justo en ese momento, los pensamientos de Herr Müller volvían a su juventud, a los años vividos en Alemania. Los años de los que no había hablado con nadie, de sus recuerdos y vivencias sin compartir.

Era el segundo año de universidad y escuchaba atentamente la lección magistral impartida por el profesor, que disertaba sobre el poeta de la libertad: Friedrich von Shiller. Lo hacía con vehemencia y todos lo escuchaban con verdadera admiración. Sentada junto a él, sin mover un músculo y atenta a todo lo que decía el profesor; una chica de apariencia frágil, muy delgada, morena y con grandes ojos verdes. Elsa que así se llamaba la chica, era el amor de su vida.

Cuando Elsa lo vio la primera vez matriculándose en la universidad, en su fuero interno se dijo que aquél hombre no podía ser sino para ella. Era lo que siempre había soñado y deseado, el prototipo de hombre que le gustaba por encima de todo. Se colocó detrás de él para llamar su atención y, a los cinco minutos ya tenían establecida una charla muy distendida, que se prolongó durante muchas horas. Desde el mismo momento que se habían conocido y durante los dos años siguientes no se habían separado sino lo estrictamente necesario, incluso estudiaban la misma carrera para no estar separados.

Sin duda ninguna, - la cara es el espejo del alma - , y cuando Elsa vio la cara de su amor ese día, comprendió que algo no iba bien. Alemania vivía tiempos convulsos, no serenados todavía. Su novio y su familia tenían que buscar refugio en otro lugar, hasta que amainasen los malos tiempos. Ella no podía entender que algo que ellos no habían provocado, incídiese tan nefastamente en su historia de amor. En el plano sentimental, tenía el compromiso del amor eterno y el pronto regreso para buscarla; todo avalado por una preciosa sortija con una gema del color de sus ojos que cuando ella se la puso, nunca jamás se la volvió a quitar. También para amortiguar el tiempo de ausencia, una edición antigua con tapas verdes y filigranas de oro, del poeta preferido de ambos.

Desde su lugar preferido, la ventana donde se ponía a leer, Herr Müller observaba los movimientos de la gente que veía en la calle. Su mirada se paró de golpe en una elegante mujer que paseaba y se protegía del sol con una sombrilla. Le parecía que la recordaba de algo, pero no conseguía saber de qué. Al llegar a su altura, la mujer se pasó su mano derecha por la cabeza intentando arreglar su pelo, lo que produjo un destello del anillo que llevaba puesto.De golpe parte de los recuerdos de juventud de Herr Müller, afloraron en su cabeza. No podía controlar sus emociones ni el ritmo de su corazón. Después de cincuenta años, volvía a ver a Elsa; el amor de su vida.



28 comentarios:

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

lA VENTANA QUE NOS PROYECTA AL PASADO. Los recuerdo nos asaltan a la más mínima, son nuestra epidermis que conecta con el vello en la piel que se estremece.

Balamgo, de verdad, excelente, un viaje desde el ahora al ayer, al amor, a la juventud y al dolor, a la pérdida.
Tal vez el tiempo puede recuperarse, podemos, "ir a la busca del tiempo perdido". Ese gesto inconsciente de ella, es el motor; la sorpresa y la casualidad de él, al estar en la ventana concreta en el momento idóneo, representa la segunda oportunidad...Los dioses, a veces, son benignos.
Te felicito sinceramente, has dicho mucho en poco. Un placer
!salve!

Pilar dijo...

Me ha encantado!! En serio!! QUE SIGA , QUE SIGA!! jajajaj. Muchos Besos!!

Quien Sabe... dijo...

Estoy fascinada con la historia y esa forma de escribir... Yo también quiero que siga! que siga!!! :)
Besitos

mar dijo...

Un relato excepcional, yo también quiero saber que pasó cuando se reencontraron, y por qué se tuvieron que separar, y por qué perdieron todo contacto durante tantos años,....
Un beso de Mar

ARMIDA MARTIN dijo...

¡Mis preferidas!, las historias que hurgan en el pasado, que llevan a las personas a los recuerdos, a las vivencias que han conformado su vida...espero que continùe...

Maravillosamente escrita, te felicito...

Un abrazo

norma dijo...

Buen relato el tuyo, me recuerda a un tango que al final dice:
...Palideció la luz del sol, al escucharte fríamente conversar, Fue tan distinto nuestro amor y duele comprobar que todo , todo terminó,que gran error volverte a ver para llevarme destrozado el corazón,(chan chan)
Pues habría que ver como sigue el amor después de cincuenta años, muy bueno. Besos.

Luna dijo...

Me ha gustado el relato. Ese partir del presente al pasado, está genial, y nos deja el suspense....
Besos

alfredo dijo...

...recuerdo una ventana como esa, donde de pronto como en una aparición todo el Amor de un pasado irrecuperable se proyecta en cuerpo y alma y en ambos caso demasiado tarde, la tuya la visión palpitante de Elsa, la mia desde un tranvia en los últimos momentos de vida del Dr. Yuri Zhivago.

Emocionante relato

Un abrazo

Any dijo...

Yo quiero saber que pasó en el medio!!! Y como pasó por aca nomás me pregunto si conoceré a Herr Múller ...
Me quedé con las ganas de que siga como los demás.
un abrazo

Julia: dijo...

Que capacidad Balamgo, en tener profundidad en los temas y de forma sintética, y en hacerme llorar. Me conmueven este tipo de historias.
Si, podrías regalarnos un capitulo más.
Buen fin de semana.

Celia dijo...

Me ha encantado.
Y... ¿qué pasó?

CASANDRA dijo...

Entrar por esta ventana para vivir esta historia, ha sido un momento bello y romántico,vibrante, sensible y elegante en la forma que lo has hecho. Por supuesto, que debemos saber más, en tan poco minutos nos encariñamos con ambos y sufrimos esa separación. El tango de Norma es un precioso y realista tango, pero yo quiero creer que por dentro siguen siendo los mismos, se lo merecen!!! Gracias por tu relato. Besotes.

gustavo dijo...

lei an0che este relat0, balñang0, aun me acuerd0 de él.n0 te recuerda aquella peli de ...se e 0lvid´0...él era ferrandis, ella ni idea, el direct0r es ...espera...busc0 en g00gle...
ya esta...V0LVER A EMPZAR...de garci. la recuerdas? me encant0...c0m0 el relat0 tuy0.
gracias.

Mercedes dijo...

Una bonita historia de desencuentro y vuelta a encontrarse; la vida... Ojalá, ahora, puedan completar lo que se dejaron en el tintero de sus días.
Un abrazo, muy buen relato.

Maat dijo...

Hola Balamgo.
¿Qué has hecho? Nos has dejado sin final feliz. Pero es igual, me lo imagino...

Precioso relato. No hay nada como abrir la caja de los recuerdos.

Un abrazo.

Maat

chonoman dijo...

Excelente retorno al pasado, magnifica historia y tan real que le puede ocurrir a cualquiera.
Ha sido un placer leerla.
Paola.

tag dijo...

Que romantica tu historia.
Volver a encontrar un amor perdido despues de 50 años, es lo mejor que nos puede pasar.
En esa edad en la que las ilusiones parecen ya perdidas y que no queda nada por lo que vivir, un reencuentro así hace que te vuelva a latir el corazón con fuerza y ganas de vivir.

Y ademas de que la historia es preciosa, tu forma de relatar es todavia mejor. Enhorabuena!!

Un beso

Tamara dijo...

Maravilloso relato... Te dan ganas de ser Elsa, para ser encontrada por ese viejo amor en la ventana...
Saludos!!

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Un relato muy romántico, me ha gustado especialmente el regalo: "Un libro de tapas verdes con el poeta favorito de ambos" Supongo que el poeta será el que sale en el texto, pero es que yo tengo un libro de MAchado, antiquísimo, de tapas verdes, y es mi poeta preferido, Fue, digamoslo así, el primer libro que leí con atención y fervor cuando mi padre me lo regaló en el colegio,

así que a partir de ahí la historia me ha cautivado.

Un saludo,
Juanma

Neogeminis dijo...

Qué bello relato! Ojalá las historias de amor postergado terminaran siempre así, con el reencuentro de los enamorados.
Ha sido un gusto compartir este bus de sábado literario!


un abrazo!

Nancy dijo...

Aquel destello de aquel anillo ¿sería un anuncio fatal?
¿Sería un anuncio feliz?
Ah esos finales abiertos me fascinan y a la vez me dejan inquieta.
Excelente relato

Teresa Cameselle. dijo...

Bonita historia, con final esperanzador.
Un beso.

Felisa Moreno dijo...

Una hermosa historia de amor, que puede volver a reiniciarse gracias a una ventana. ¿Podemos esperar la continuación?

Besos

Felisa Moreno dijo...

Una hermosa historia de amor, que puede volver a reiniciarse gracias a una ventana. ¿Podemos esperar la continuación?

Besos

Balamgo dijo...

Agradezco mucho vuestra visita y. también enormemente que me hayan leído. Por todo ello, a todos les doy mis gracias.
Un abrazo a todos:
Balamgo.

Carmen Andújar dijo...

Los recuerdos nos vienen a menudo por ese objeto tan cotidiano como una ventana, por la que ha pasado inexorablemente el paso del tiempo.
Me ha gustado

Carmina dijo...

ya ves guapa a estas horas y sigo montada en el autobus y lo que me queda aun, esta parada ha sido muy tierna y romantica, ojala puedan recuperar lo qeu perdieron en su dia, el que conserve el anillo es un punto a su favor no crees?, al menos yo asi lo veo, y falta de otro final podemos imaginar

Mad el Mago dijo...

Muchas incognitas en tu relato que estás obligado a desvelar...

Muy bien...

Avisa si lo vas a continuar ;).