jueves, 28 de mayo de 2009

SÁBADOS DE MERCEDES- "Viaje a la otra isla".


BLOG-BUS: TAG







"El viaje a la otra isla"


Últimamente le costaba irse a la cama, algo le estaba sucediendo en sueños y no podía dormir bien. Tenía una tremenda aprensión y se sentía un poco intimidado por una situación con mensaje subliminal, que se repetía machaconamente mientras dormía y, que aún no había conseguido averiguar que significado tenía.
Veía un mapa que era de una cartografía usada por el ejército muchos años atrás y, que representaba el Archipiélago Canario de una forma algo más antigua. Una característica peculiar que reseñaba el mapa, era un trazo discontinuo que unía la isla de Tenerife con la de Lanzarote; la más septentrional del archipiélago.
El contenido del mensaje que veía era el siguiente:"Que de la isla del gran volcán debe partir - el elegido - hacia la isla más septentrional. Cuando llegue debe buscar la playa más blanca y a la luz de su faro se podrá leer y entender el por qué de la llamada". Así era el contenido del mensaje que veía continuamente en sus sueños.
Había estado en varias ocasiones en Lanzarote y conocía Playa Blanca y también el Faro Pechiguera, que eran los sitios eludidos en el mensaje de su sueño, pero las veces que había estado allí; no había experimentado, notado, ni sentido, nada extraño.
Según le habían comentado en el seno familiar, un tío-abuelo suyo había estado al comienzo de La Guerra Civil en un acuartelamiento de Playa Blanca. Que en la última carta que habían recibido de él, les decía que había conocido a una chica de allí y que se iban a casar, pero nunca más volvieron a tener noticias suyas.
Sentado en la orilla de la playa, Germán miraba al horizonte con tristeza y nostalgia de los suyos. Le costaba entender su desplazamiento forzoso a otra isla, el motivo según las escuetas explicaciones que le habían dado; era que el país estaba en guerra y necesitaba de todos los hombres. El era un pacifista que no entendía de políticas ni guerras, sólo de trabajar la tierra que le daba de comer y el cuidado de su familia.
Como una niña pequeña, Magdalena, con su negro pelo revuelto, la falda remangada y descalza, corría como una loca por la orilla de la playa. Su risa de niña traviesa sacó de su ensimismamiento a Germán, que la miró embelesado; era precioso lo que estaba contemplando. Al cruzar sus miradas, el brillo de sus ojos desprendía en ambos una intensidad arrolladora, que los envolvió para siempre a los dos.
No les dio tiempo a casarse como habían decidido, los acontecimientos se precipitaron negativamente sobre la pareja. Germán tuvo que embarcar deprisa y corriendo en un buque militar rumbo a Cádiz, no sin antes prometerle bajo la luz del Faro Pechiguera que a la vuelta se casarían y que la amaría de por vida, aún después de la muerte.
Le dijeron que una persona que venía de Tenerife la buscaba para entregarle algo que le pertenecía, una carta perdida y escrita muchos años atrás. A la luz del faro, en el lugar preferido de los dos, sacó la carta del bolsillo, con ternura, acariciándola y muy despacio la leyó. Dos lágrimas resbalaron por sus mejillas.
Habían pasado muchos años, ya no recordaba cuántos, pero ella siguió caminando por la orilla de la playa, con el pelo blanco revuelto, la falda remangada y descalza, con la mirada puesta en el punto donde había visto por primera vez a Germán.


* Si te apetece seguir leyendo más relatos, puedes hacerlo en el siguiente blog:
http://www.castelldefoc-tag.blogspot.com

24 comentarios:

tag dijo...

Que emotiva historia, Balamgo.
Siempre me conmueves con tu forma de relatar historias de amor.

Y desde luego,Lanzarote es una isla para enamorarse y caminar descalza por la playa...hasta que aparezca tu amor por el horizonte.
Siempre los finales no son felices.

Un beso.

Mad el Mago dijo...

Me recuerda a la canción de maná....

Preciosa la historia, aunque seguramente el abuelo cuando llegó a Cadiz se perdería en el Pai-Pai...

Saludos canario desde la costa de la luz, relato precioso y bien narrado.

Mimí dijo...

Me has sorprendido, cómo lo has trabajado, ambientándolo en tu tierra.

Mon dijo...

Buena historia... mensajes subliminales de otro tiempo. Muchas gracias por tu paseo ( y por seguirme) en difistintos.

Un beso y feliz fin de semana!

Mon

Any dijo...

Triste historia, a mi me recordó un poco a la Penélope aquella que todavía espera a su amante en la estación, pobrecita.
Siempre es un placer pasar por aca y leer tus textos originales y hermosamente escritos.
un abrazo de sábado literario

mar dijo...

Triste historia pero maravillosamente narrada, me quedo con ganas de conocer esa playa de arena blanca
Un beso de Mar

Julia: dijo...

Coincido con el Mago me recordó a la canción de Maná; siempre me vas a hacer llorar Balamgo, así no vale.
Un beso, buen finde.

Neogeminis dijo...

Hermosa historia aunque muy triste...qué puede haber más doloroso que un amor truncado?


Un abrazo, buen finde!

alfredo dijo...

...como de costumbre, exquisita redacción, se presta a dos lecturas, una para disfrutar de las precisas referencias geográficas y otra para emocionarte con una historia de Amor, que no por intuida resulta menos conmovedora.

Un abrazo

ARMIDA MARTIN dijo...

Estupendo relato, como todos los que escribes. La amargura de la guerra que separa a quienes ni siquera apoyan causas bèlicas, que destruye ilusiones, que simplemente arrasa, sin importarle nada.

Me recuerda un poco una canciòn de Serrat.

Saludos cordiales

Mari Carmen dijo...

Cuánta belleza encerradas en tu relato, en tus palabras, que son como pájaros de colores, que son paisajes y sentimientos. No conozco Lanzarote, sólo Tenerife, pero me he dicho que tengo que volver, no sólo a Tenerife, sino a visitar el resto de las islas.

Un abrazo

Carmen Andújar dijo...

Un precioso relato, ya dicen que los sueños son premoritorios, y en este caso más
Un abrazo

gustavo dijo...

ENCUENTR0 UN VIAJE DE IDA, ENCUENTR0 UNA ESPERA...EL , LA QUE ESPERA LA VUELTA DEL VIAJE...EL QUE SE FUE...
ME QUEDAN SUS SENTIMIENT0S...ENVUELT0S AM0R...¡C0M0 L0S ESTAN VIVIEND0 AH0RA, S0BRE T0D0 ELLA?
UN VIAJE DE IDA Y N0 DE VUELTA...AM0R TRUNCAD0,AM0R QUE SE FUE Y QUE SE QUED0...VIAJES Y QUEDADAS...
GARCIAS.

Nancy dijo...

Qué linda historia. ¿Es ficción? pero parece sacada de la realidad.

Ah, por cierto, te preguntaba en mi blog si cuentas en el tuyo esas historias que te contaba tu abuela.
Feliz fin de semana.

Ardilla Roja dijo...

Que historia mas tierna y pero que final más triste. Donde mete la mano una guerra, ocurren pocas cosas buenas.

Feliz fin de semana Balamgo

Carmina dijo...

Vaya preciosidad de relato tengo la suerte de conocer, Tenerif y Lanzarote, tienen magia las islas Canarias, para mi al menos la tienen, y tu texto destila mucha ternura y tristeza... el final de German se intuye

CASANDRA dijo...

leerte siempre asegura un momento intenso y emocionante. rico en tantas referencias que para los que conocen esos sitios,debe ser muy grato, y para quienes no, resulta una tentación para proyectar conocerlos. La historia triste, y como siempre necesaria para que los amores perduren (?!).Como lo contas vos... bueno, me quedo también contemplando ese lugar por donde apareció German por primera vez. Muchos cariños y saludos si te encontras´con algun paisano mío, que se bien , por ahí hay muchos.

Balamgo dijo...

A todos los que habeís pasado por mi casa, agradezco vuestra visita y espero que lo hayan pasado bien.
Muchas gracias.
Saludos afectuosos.

Tèsalo dijo...

Hay gente que tiene vocaciòn para pegar tiros. Resulta algo penoso que has vivido en un paisaje tan aislado y ver que la corriente te ha empujado sin remedio.
Esta historia es muy bonita.

XoseAntón dijo...

La aventura de un viaje al final de un sueño, enternecedor. Bien podría ser el resumen de una buena historia.

Saludos

Maat dijo...

Hola Balamgo.

Precioso relato y enternecedora historia de amor. Un placer leerte.

Un abrazo.

Maat

Quien Sabe... dijo...

Estoy como Mad, esta historia me recordo a la Loca del Muelle de San Blas de Maná y a la de Mecano de Naturaleza Muerta.
Muy linda la historia.
Besos

Teresa Cameselle. dijo...

Triste historia pero preciosos paisajes. Conozco Tenerife, La Gomera y Lanzarote, y esta última, especialmente, me enamoró por completo.
Un beso.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Balamgo...isla misteriosa, de recuerdo, preciosa, con los pasos del ayer, desclazos,jovenes, marcados en la arena volcánica y negra. Las olas no destruyen esa tozuda persistencia, nadie puede, ni guerras, ni paces amargas.
Salves dulces a orillas del mar salado.