viernes, 6 de noviembre de 2009

"Sabado literarios de Mercedes" "El lugar desde el que escribo"




"Plaza del Charco"


El peculiar ruido de la motosierra, retumbaba en toda la Plaza del Charco. Una nube de polvo atacaba sin piedad a todos los transeúntes, y llegaba a todos los rincones del lugar. Mientras tanto, el operario subido en su grúa, seguía impertérrito quitándole a las palmeras sus hojas secas, que caían al suelo con gran estruendo.
Al mismo tiempo que esto sucedía, y mientras me tomaba un barraquito en la cafetería Dinámico, ubicada en un lateral de la Plaza del Charco, observé que junto al tanque de la ñamera, un grupo de negros discutían acaloradamente. Parecía que la discusión no iba a tener nunca fin, pero cuando se acercó otro con gorro azul, todos callaron y se dispersaron.
Después del incidente, el negro del gorro azul, se acercó a mi mesa para ver si le compraba alguna cosa de las que ofertaba para la venta. Sus gestos desafiantes, la mirada retadora y unas maneras soberbias, intimidaban hasta al más valiente, y le quitaba a cualquiera las ganas de comprarle algo.
No podía con mi curiosidad, y pregunté quién era el negro del gorro azul, al primero que se me acercó para venderme algo. Su respuesta me dejó impresionado. Me dijo que no me acercase a él, porque era un mercenario de la muerte, y en África todos sabían quién era Neru.

27 comentarios:

Ardilla Roja dijo...

Recogido Balamgo.

En cuanto tenga un ratito libre te leo.

Gracias por participar :)

Nancy dijo...

Ese lugar desde el que escribes es un poco peligroso ¿no? Además, están botando el medio ambiente... corre, corre y busca un rinconcito más bonito.
;o)

Neogeminis dijo...

Toda una postal del rincón donde escribes!jejeje

saludos!

yonky dijo...

INSISTO,EL ENTORNO INFLUYE,LA IMAGINACION Y LA CREATIVIDAD FLUYEN A TRAVES DE EL,SIN DUDAS

SALUDOS BALAMGO

CAS dijo...

Sorpresa, temor y curiosidad me inspira tu lugar....Qué avión debo de tomar para llegar por allí, y ver a prudente distancia, todo lo que tanto de inspira?
besotes

Carmen Andújar dijo...

Pues si que debía de dar miedo. Un lugar ideal quizás para escribir historias de terror, ya que la imaginación te puede jugar malas pasadas.
Un abrazo

Any dijo...

Este nombre Neru me parece haberlo escuchado o leído pero no recuerdo donde. La historia es real?
Me gustó el nombre de la plaza, curioso lugar eh?
un abrazo

Mar Solana dijo...

Wow, Balamgo... El lugar desde el que escribes trasciende sus límites para fundirse con el mismo inicio de una novela...

;=))

Encantada de verte por "Mar adentro"...

Saludos y buen sábado...

ADELFA MARTIN dijo...

Excelente, bueno no me extraña porque siemnpre me gusta lo que escribes...
por cierto ¿que es un barraquito?..ese nombre no me suena, jajajja (¿serà un cafè negro?)


un abrazo

Tèsalo dijo...

Què pequeño se me queda mi mundo cotidiano tan tranquilo

No he dejado, por eso, de ir al cine.


Balamgo, un saludo muy afectuoso de mi parte.

Tèsalo

mar dijo...

Hola Balamgo,
despues de releer tu escrito un par de veces realmente me he dado cuenta de que esa plaza es una plaza normal donde los operarios cortan las hojas de las palmenras mientras la vida a su alrededor fluye, con la primera lectura me pareció un lugar un poco tétrico quizá por el polvo y la pelea que nos ambientas en tu relato.
Un saludo de Mar

María Gracia dijo...

Tu rincón, un poco terrorifico, pero la inspiración es la que decide.

Saludos

rosa_desastre dijo...

Quien no ha mirado al mundo alguna vez desde un rincon como ese...
Por fortuna, algunos privilegiados, volamos.
Un beso

Maat dijo...

Hola Balamgo.

Al final de tu historia me ha sacudido un escalofrío. Nada menos que un mercenario de la muerte...

Cómo te ha inspirado esa Plaza del Charco. Pero...no vuelvas por allí, amigo.

Inquietante relato.

Un abrazo.

Maat

Ardilla Roja dijo...

Caramba,¡menuda historia!. La verdad es que nunca sabemos junto a quien estamos.
Las probabilidades de habrenos sentado en el metro junto a un asesino, no son muchas; pero todo es posible. Si lo piensas da miedito.

Gracias por viajar con nosotros.
Un abrazo

JR dijo...

Ay Balamgo, en calma ciudad, también existen algunas plazas así, en este momento tenemos una invasión de negros somalíes que venden alhajas en la vía pública, ahora me hiciste pensar de dónde las sacarán?

Me gusto tu relato, saludos.

Loli Polo dijo...

Interesante lugar desde el que escribes :( . Por si acaso, cuídate mucho :)
Un abrazo

Loli

maria jose moreno dijo...

Para que veamos que la inspiración no conoce territorios ni fronteras. Bonito relato. Encantada de leerte.
Un beso

tag dijo...

Esa Plaza del Charco, con ese ruido, polvo, acaloradas discusiones y con ese peligro de hombre negro, Neru ¿te ha inspirado para escribir?
Yo no podria escribir en un sitio asi. Necesito silencio y tranquilidad, que nada me distraiga.
¿Que es un barraquito?

sagc dijo...

Vaya, que anécdota la de hoy...

Asi hasta yo me alejo de la discusión, no vaya ser que el negro de gorro azul me heche algunos juramentos en cara y luego no haya manera de como curar sus hechizos.

Joer, la Plaza del Charco es un lugar para valientes :)

Entretenida entrada, aunque me quede con la duda del lugar. Me hubiese gustado más ver alguna foto de aquel sitió donde se desarrolló el incidente :)

Un enorme saludo desde el Golfo de México :)

Balamgo dijo...

Muchas gracias a todos/as por vuestra visita.
La plaza es un encanto de sitio,está en el lugar donde vivo (Puerto de la Cruz - Tenerife).El problema es mi cabeza, que posiblemente la tenga algo retorcida. :)
Cuando tenga una fotografía de ella, la colgaré en el blog para que vean que es un buen sitio.
Los ingredientes de un "barraquito":
leche natural y condensada,canela, limón y una gotita de licor que nosotros lo conocemos aquí como "Licor 43".Todo en un vaso mediano de tubo.
Sinceramente, está muy rico y sabroso. :)
Saludos a todos.

tag dijo...

Guauuuuu !!que bueno debe estar el barraquito!!
Cuando vaya, me lo pido.
Si es que con esto de los Sabados de Mercedes aprendemos de todo, jaja.

Un besito

Igraine Cubillana dijo...

pues no... no te deja indiferente¡¡¡ Un beso

alfredo dijo...

¿Porqué, nunca tengo suficiente con una primera lectura?

Parece claro y sin embargo esconde algo desde el principio, ¿es tan evidente ese "árbol" que no te deja ver el bosque?

Genial esa plaza y ese barraquito que te inspiran estos relatos con los que nos inquietas en un segundo y nos satisfaces en el siguiente.

Abrazos

LUNA dijo...

El barraquito o barraco es una bebida de café muy popular en Canarias (España), especialmente en la isla de Tenerife, elaborada a base de café, leche condensada, leche, canela, limón y licor. Se sirve en un vaso mediano, similar a los de vino. En la mayor parte de los establecimientos se sirve la receta de café, leche condensada y leche.

El llamado barraquito especial o completo tiene además un poco de canela (molida o en rama, según el sitio) una puntita de limón y un chorrito de Licor 43 o de Tía Marí

Ha!!!! amigo!!!! ya decía yo que me sonaba mucho el vocablo!!!
Y es que yo he vivido en Sta. Cruz de Tenerife y en Las Palmas...
Si que le has echado imaginación!!!!
Cortando unas hojas de palmeras y descansando un rato hasta que llega el Neru, el jefe!!!
jajaja, lo tuyo es la novela de intriga!!
Un besito, mi niño!!!

gustavo dijo...

estand0 trabajand0 en l0s madriles, t0d0s l0s dias debia de pasar p0r encima de jeringuillas y d epers0ans que se las p0nian...nunca senti mied0...per0 si he de estar en tu plaz0 y saber que el tal neru fue...leches, me me0 p0r la pata abaj0...
salud0s

Quien Sabe... dijo...

Hola Balamgo,
Perdona la tardanza en visitar tu casa, este finde me he liado y no pude visitarlos.

Me da miedico ya pasarme por esa plaza, pero si el café es bueno en ese bar a lo mejor hasta me paso y todo. Al fin y al cabo vengo de un país un tanto más peligroso que ese chico con la gorra azul.

Un beso