viernes, 16 de abril de 2010

"El mundo de la seguridad"

Foto: Néstor M.

Gran Vía futurista.

Educados en el silencio, la tranquilidad y la austeridad, de repente se nos arroja al mundo; cien mil olas nos envuelven, todo nos seduce, muchas cosas nos atraen, otras muchas nos enojan, y de hora en hora titubea un ligero sentimiento de inquietud; sentimos y lo que sentimos lo enjuaga la abigarrada confusión del mundo.

GOETHE

8 comentarios:

MAR SOLANA dijo...

Hola, querido Balamgo:

GOETHE es uno de mis escritores preferidos.

Sabio y fielmente confrontado con el mundo sensible, despliega su sabiduria, sin duda, en esta reflexión sobre nuestro "nacimiento" al mundo terenal...

Un abrazo y buen finde.

Neogeminis dijo...

Es cierto, en este mundo de confusión y contraste se nos bombardea con mil sensaciones...pero lo que más me inquieta es la vulnerabilidad ante los demás en las que solemos estar inmersos.
Para pensar!...
Un abrazo.

Any dijo...

Cuando uno sale de su casa y empieza a vivir por su cuenta está expuesto a tanta cosa, buenas, malas; millones de estímulos, millones de caminos ... y llega el momento de elegir. Y hay que tener la cabeza y el corazón en su lugar para no agarrar para el lado de los tomates, que muchas veces pasa igualmente, y uno tiene que rebobinar y empezar otra vez. Mas que sentimiento de inquietud, a veces la oferta nos abruma un poco.
Para pensar, como dijo Neo.
un abrazo

Migue dijo...

Es verdad Belmago, muy buena esa reflexión, al menos yo me siento identificado en esta caótica pero hermosa buenos aires..un saludo grande!
Migue

CAS dijo...

Es maravilloso sentirse seducido y atraído por el mundo. Sí claro, hay que saber, tener buen tino, para elegir. Es un tiempo muy vital si lo sabemos aprovechar, aunque el tiempo no es escaso y no siempre nos inclinemos por lo que nos haga bien.
ESTAMOS VIVOS!!! a disfrutar de lo que hay de bueno.

Pepe dijo...

Arrojados al mundo, hemos de continuar un proceso de aprendizaje que nos lleva a discernir, a cribar de entre la multitud de sensaciones, de caminos, de opciones, de oportunidades, en un continuo ejercicio de elección, sobre lo más adecuado en cada momento. Arduo proceso para el que nunca estaremos suficientemente preparados. Eso es vivir!!!.
Un abrazo.

Elchiado dijo...

Qué difícil es caminar por el mundo sin ser presa de cierta inseguridad... sin sentirse diminuto, en ocasiones. Para descubrir la belleza que nos ofrece es preciso despertar los sentidos, y al despertarlos no sólo descubriremos la belleza, sino toda la miseria que esconden sus engranajes. Saludos.

ADELFA MARTIN dijo...

Con razòn que he escuchado decir...es que nosotros no tuvimos un Goethe...y si, harìan falta unos cuantos...

Mis saludos cordiales