viernes, 20 de noviembre de 2009

"HAIKU"


Desde el punto de vista formal, de su estructura, el haiku japonés es un poema de tres versos, con un total de diecisiete sílabas, siendo el primer y tercer versos de cinco y el segundo de siete.(5-7-5).

El haiku japonés tiene sus raíces en las viejas religiones de oriente,(Taoismo, Confucionismo, Budismo), también recibe la influencia de la poesía clásica china.

Del taoismo, el haiku toma el estar encantado con la naturaleza y armonizar espiritualmente nuestra propia existencia con el curso natural del universo, del confucionismo recibe los conceptos de vida ascética y frugal, de observación, de identificación con la naturaleza, también el confucionismo influye al haiku en el aspecto formal de concisión y simplicidad, del budismo y especialmente del Zen, se alimenta el haiku respecto de su espiritualidad, lo dota de simbolismo y misterio.

El siglo VIII es una época de consolidación de la influencia china en Japón y en el aspecto puramente literario, en la poesía china existe un antecedente directo del haiku a través de los jueju, cuartetos de versos de cinco y siete sílabas.

Desde el punto de vista formal, de su estructura, el haiku japonés es un poema de tres versos, con un total de diecisiete sílabas, siendo el primer y tercer versos de cinco y el segundo de siete.(5-7-5). En lo que se refiere al aspecto temático, se relaciona con la naturaleza y se hace mención a una estación del año, nombrando primavera, verano, otoño, invierno, o por medio de lo que se llama kigo(palabra relativa a una estación del año), y el Año Nuevo, concepto este último muy tradicional y con connotaciones propias en la tradición nipona.

Le debemos al monje Matsuo Bashô(1644-1694), la consagración de haiku a gran poesía y no a un simple juego de palabras que algunos consideraban en su momento, en efecto, a partir de él se le reconoce al haiku su altura poética y estética.

Borges:

¿Es un imperio esa luz
que se apaga
o es una luciérnaga?

Hoy no me alegran
los almendros del huerto
son tu recuerdo.

La luna nueva
ella también la mira
desde otro puerto.

Paz:

Hecho de aire
entre pinos y rocas
brota el poema.

Sobre la arena
escritura de pájaros.
Memorias del viento

Luna reloj de arena
la noche se vacía
la hora se ilumina.

Benedetti:

Conforme truena
los oídos del bosque
se vuelven hojas.

Una campana
tan solo una campana
se opone al viento.

Los pies de lluvia
nos devuelven el frío
de la desdicha.

viernes, 6 de noviembre de 2009

"Sabado literarios de Mercedes" "El lugar desde el que escribo"




"Plaza del Charco"


El peculiar ruido de la motosierra, retumbaba en toda la Plaza del Charco. Una nube de polvo atacaba sin piedad a todos los transeúntes, y llegaba a todos los rincones del lugar. Mientras tanto, el operario subido en su grúa, seguía impertérrito quitándole a las palmeras sus hojas secas, que caían al suelo con gran estruendo.
Al mismo tiempo que esto sucedía, y mientras me tomaba un barraquito en la cafetería Dinámico, ubicada en un lateral de la Plaza del Charco, observé que junto al tanque de la ñamera, un grupo de negros discutían acaloradamente. Parecía que la discusión no iba a tener nunca fin, pero cuando se acercó otro con gorro azul, todos callaron y se dispersaron.
Después del incidente, el negro del gorro azul, se acercó a mi mesa para ver si le compraba alguna cosa de las que ofertaba para la venta. Sus gestos desafiantes, la mirada retadora y unas maneras soberbias, intimidaban hasta al más valiente, y le quitaba a cualquiera las ganas de comprarle algo.
No podía con mi curiosidad, y pregunté quién era el negro del gorro azul, al primero que se me acercó para venderme algo. Su respuesta me dejó impresionado. Me dijo que no me acercase a él, porque era un mercenario de la muerte, y en África todos sabían quién era Neru.

domingo, 1 de noviembre de 2009

"EPICTETO" FILÓSOFO GRIEGO.


"La vida feliz será imposible mientras no simplifiquemos
nuestros hábitos y no moderemos nuestros deseos"

DESEO

"No pretendas que las cosas ocurran como tu quieras.Desea,
más bien,que se produzcan tal como se producen, y serás feliz".

VERDAD

"La verdad triunfa por sí misma, la mentira, necesita siempre
complicidad".

ESPERANZA

"Un barco no debería navegar con una sola ancla,ni la vida con
una sola esperanza".

FELICIDAD

"La felicidad no consiste en adquirir y gozar, sino en no desear nada,
pues consiste en ser libre".

AMIGOS

"El infortunio pone a prueba a los amigos y descubre a los enemigos".


EPICTETO (c. 55 d.C.-135 d.C.), pensador griego cuya filosofía del estoicismo resaltó la libertad, la moral y la humanidad. Epicteto quizá nació en Hierápolis, Frigia (hoy en Turquía). Aunque era de origen esclavo, de joven estudió los escritos de los estoicos y después de conseguir su libertad fue a enseñar filosofía a Roma hasta el año 90 d.C. En esta fecha el emperador romano Tito Flavio Domiciano, temeroso de los peligros que a su parecer entrañaban las enseñanzas de los estoicos, envió a Epicteto y a otros filósofos al exilio. Epicteto se instaló en Nicópolis, al sur de Epiro, donde murió.

Las enseñanzas de Epicteto se han conservado en dos obras compiladas por su alumno, el historiador y filósofo griego Flavio Arriano: Manual de Epicteto, que se conserva completo, y las Disertaciones o Diatribas, de las que se guardan cuatro de los ocho libros que las componían. Según estas obras, Epicteto estuvo muy interesado por el problema de la moral —definir el bien. Afirmaba que los humanos son seres limitados e irracionales, pero que el universo, regido por Dios a través de la razón pura, es perfecto. Como los seres humanos no pueden conocer ni controlar su destino, deben dejar de esforzarse en conseguir el conocimiento del sentido de este mundo y, en su lugar, aceptar con paz de espíritu el hecho de su propia impotencia ante el destino. Como corolario de esta doctrina, Epicteto mantuvo que los seres humanos, han de ser tolerantes con los errores de los demás a causa de su propia debilidad.